Lo más importante de este blog

viernes, 11 de junio de 2010

Efímera belleza


Aunque dure tan poco como estas margaritas una vez arrancadas, os deseo que este fin de semana disfruteis mucho y, si es posible, aprecieis la belleza de todos los que os rodean. Buen fin de semana.

8 comentarios:

Jota Ele dijo...

Muchas gracias, Manolo, por tus buenos deseos que yo te devuelvo también. Se feliz con los tuyos.

No sé. Tengo para mi que te has pasado un poco con el procesado, porque las margaritas se me antojan mucho más amarillas y estas las veo como muy anaranjadas.

claro que, si tienes deficiencia de vitamina C, entonces lo comprendo.

¡Ja, ja, ja, ja!

Un fuerte abrazo, querido amigo.

Mª Angeles y Jose dijo...

A mi personalmente lo que no me gusta son las manos!

usted perdone pero me recuerdan a un cuerpo congelado, muy frias!!!!

Estas margaritas son en ese tono por que quieren y ya esta...si quieren ser naranjas? pues son en tonos naranjas...Nos quejamos de todo jajajajajaja.

besos

Edward Gryffindor dijo...

Coincido con Mª Angeles y Jose, quizas las manos son un tanto extrañas. Saludos y buen finde.

Paco Sales dijo...

La composición y desenfoque muy bueno, pero también coincido con las manos, un poco frias. Un abrazo

Jota Ele dijo...

¡Mecachis en la mar!

Pues a mi las manos me encantan. ¿No hay personas que siempre tienen las manos frías?

¡Pues eso!

¡Ja, ja, ja, ja!

Y las margaritas están naranjas.

Begoña dijo...

¡cómo anda el patio, Manolo! jajaja

Supongo que has desaturado las manos para resaltar más las flores.
En cualquier caso, si genera polémica es porque es buena y no pasa desapercibida.

A mí me gusta!...¡la foto, no la polémica! ;))

Besos y disfruta del fin de semana.

Roberto Machado Alves dijo...

Parabéns pelas fotos. Me gusta mucho.

Un abrazo

Roberto
http://clicksderoberto.blogspot.com

LE CHEMIN DES GRANDS JARDINS dijo...

ainsi se proclame l'amour, sans paroles, juste d'un geste et d'une poignée de marguerites à effeuiller, au cœur de l'été.

Très jolie photo romantique à souhait.

Roger