Lo más importante de este blog

martes, 12 de julio de 2011

reflejo de hora azul / blue hour reflection


La hora azul es una hora mágica para los fotógrafos; para los buenos porque permite plasmar momentos y escenarios espectaculares con una luz de gran calidad; para los no tan buenos, como es mi caso, porque dotan a nuestras fotos de una magia especial que transforma un paisaje en principio insípido en un lugar "de esos que salen en las pelis"... Me gustó tanto que ni la toqué, sólo un ligero reencuadre para reforzar la sensación de que la silueta de los árboles y su reflejo nos encaminan a la luz al final del lago. Espero que os guste.

The blue hour is a magical hour for us photographers; for the good ones because it helps them to capture espectacular moments and scenarios with a high quality light; for those not-so-good, as in my case, because it gives our pictures a special magic transforming a landscape that wasnt nothing special at first sight into  one of those places "you can see in movies"... I liked it so much I didn't touch it, just a little reframing to strengthen the sensation of the tree's silouettes and reflection driving us to the light at the other side of the lake. Hope you like it.

7 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Me encantan las fotografias en esta hora y te aseguro que creo que jamas la he fotografiado.....pero esos reflejos son espectaculares....

me encanta.

besos

Paco Sales dijo...

Es una hora mágica para tomar bellezas como las que nos brindas, unos reflejos preciosos en este azul inmenso, una magnífica toma amigo mío, recibe un fuerte abrazo

darlin dijo...

I LOVE this photo, what a beautiful reflection and amazing light!

Ripley dijo...

ah si muy bonita "el dia Mayte" quedamos justamente para eso. fotografiar a la hora azul, fue fantastico verla trabajar, la verdad es que era mi primera vez haciendo fotos a esas horas y sí, la luz es espectacular. las imagenes parecen otras, como dices tu, casi peliculeras.
un abrazo

Edward Gryffindor dijo...

Hermosa toma azul. Saludos

Jota Ele dijo...

Pues, como bien dices, los árboles me llevan irremediablemente a la luz final del lago.

Y, como esa luz parece un chiringuito, aprovechando que estoy llegando, ¿me invitas a una cervecita bien fría con su tapa?

Anda, no seas agarrado.

Que es la hora azul.

Un abrazo, campeón.

Daniel Casares Román dijo...

Fantástica, y el atardecer siguiente... mejor aún!!

un saludo!!