Lo más importante de este blog

martes, 23 de noviembre de 2010

Martin&Co



Siento no tener tiempo suficiente para poder comentar vuestras fotos últimamente, el aterrizaje en mi nuevo destino está siendo muy absorbente y el poco tiempo que me queda lo dedico a verlas, aunque casi no comente ninguna... prometo intentar ponerme al día poco a poco, mientras tanto es casi la una de la mañana y os ofrezco una guitarra para que cada cual escuche los acordes que primero le vengan a la memoria... suelen ser los de una canción que te marcó... en mi caso, Romeo and Juliet, de Dire Straits.

8 comentarios:

Paco Sales dijo...

Una imagen preciosa, muy nitida y con una luz muy buena, has captado a la perfección está imagen detallista de la mano y guitarra, pasaremos el día en su compañia, recibe un fuerte abrazo amigo Manolo

Ripley dijo...

la foto es preciosa, sencilla, elegante, resultona, me gusta mucho. en mi caso fueron Nacha pop y su chica de ayer. sigue siendo mi cancion de cabecera. abrazos

Jota Ele dijo...

Me parece todo un fotón, Manolo. Preciosa de verdad.

A mi me trae recuerdos imborrables de El Fary y Perlita de Huelva, en aquella memorable canción:

"Precausió, amigo condustó. La senda es peligrosa"

Y es que, donde esté la canción de autor, que se quite todo lo demás.

Abrazos, obrero esforzado.

Roigbalterra dijo...

Preciosa esa canción que te marcó, aunque se me ocurre también a mi esa de "entre dos aguas" y alguna de Simón y Garfunkel entre otras muchas como no.
SAludos compa.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bien acompañados nos dejas....


Lo primero en estos momentos es tu nuevo destino, los demas podemos esperar...

Besos

ñOCO Le bOLO dijo...


· ¡Una Martin!
· Yo me conformo con mi Epiphone Les Paul Standard

· Saludos

CR & LMA
________________________________
·

Edward Gryffindor dijo...

Luz y color en la misma sintonia o acorde.Rasgados saludos.

darlin dijo...

I love you're photos! The one of the couple taking the photo is stunning. I don't read nor speak your language but your photos need no words.